Principios específicos del ataque

Inicio/La Zona de Candelas/Artículos de opinión/Principios específicos del ataque

Principios específicos del ataque

Autor: |30/09/2019|Categoria: Artículos de opinión, La Zona de Candelas|Etiquetas: |

Principios específicos de ataque 

  • Capacidad de variar las circulaciones de balón.
  • Observación y explotación de los espacios.
  • Conceptos de anchura y profundidad.
  • Adaptación a las conductas defensivas.
  • Capacidad de alternar acciones y ritmos

Los principios citados se han considerado universales y básicos para definir la mayor o menor calidad del juego de ataque; naturalmente no se aplican con la misma dimensión en unos equipos u otros o no siempre se han considerado individualmente igual de vigentes; de alguna manera puede afirmarse que los países y sus equipos se distinguen entre sí en su juego por hacer más propio y útil unos u otros de estos principios.

La capacidad de variar las circulaciones de balón

El principio de alterar y alternar las circulaciones de balón se desarrolló al máximo en el inicio del juego de 4. En esos años se dan los primero pasos del futsal moderno y es precisamente esta capacidad de variar y alterar la velocidad en la circulación del balón el elemento que enriqueció en ese periodo el juego de futsal; con la aplicación de una variada circulación de balón, y cambios de ritmo en su desarrollo, se aumentaba la capacidad de improvisación y sorpresa con el objetivo de facilitar penetraciones y búsqueda de la superioridad numérica. Naturalmente que existen otros medios para llegar a los mismos objetivos pero ese era el principal y más utilizado del momento y aún en la actualidad, según contra que sistema defensivo, se aprecia su validez por lo que debe catalogarse como permanente. Las defensas alternativas y profundas igualmente tienen mucho que ver para la aplicación de las variadas circulaciones de balón.

 

La observación y explotación de los espacios

El análisis del espacio de juego y las posibilidades que el Reglamento ofrece en cualquier deporte son factores claves para entender la estructura y organización del ataque. En el futsal, por sus características, puede afirmarse que un equipo tendrá más posibilidades de éxito (además de un juego más espectacular) en su ataque “cuanto más y mejor aproveche y utilice cada uno de los centímetros cuadrados del espacio que le permitan las reglas“; (debe precisarse aquí que se considera como espacio de juego el uso de variables tácticas en la vertical del área de portería). Aquella afirmación de tipo práctico de que el gol vale lo mismo desde la perpendicularidad respecto a la portería que desde la esquina es absolutamente válido; otra cuestión es el grado de dificultad para conseguir gol desde una u otra zona.

Los conceptos de anchura y profundidad

La explotación de todos los espacios que ofrece el terreno de juego es pues vital y lo ha sido siempre a lo largo de la historia del el juego. La necesidad de jugar en anchura y profundidad, es abrir posibilidades para un juego más rico y variado. Naturalmente los grados de dificultad para crear o para finalizar con chutes varían según el lugar de la cancha de juego y esta es precisamente la lógica que obligó a la aparición de exigencias específicas y especialización en los espacios que ocupan los Pivotes y Alas, jugadores estos con funciones en espacios que marcan los límites del juego profundo (pivotes) y el juego ancho y profundo (Alas). Los conceptos de anchura y profundidad, revitalizados y ampliados por la riqueza técnica de los jugadores en los últimos años aportan en la actualidad variantes tácticas muy utilizadas pero no debemos olvidar que ya se estudiaban y se consideraban básicos en la metodología en los primeros años del futsal moderno.

La adaptación a las conductas defensivas (variables espaciales en defensa)

Una de las claves en la evolución del Ataque la determina, como ya se ha planteado, la capacidad de adaptación a las variables del Juego defensivo. Las conductas defensivas, organizadas colectivamente en diferentes estructuras espaciales, exigen a los ataques aumentar y mejorar las riquezas tácticas; por ello y en base a tales exigencias se necesitan jugadores formados y entrenados para alternar acciones expresadas a diferentes velocidades y aplicadas en los momentos adecuados. Se enriquece de esta manera el juego de ataque con la capacidad de los colectivos para alternar las acciones tácticas y los ritmos en el ataque como filosofía imprescindible para superar las modernas estructuras defensivas que han ido consolidándose en el tiempo.

La capacidad de alternar acciones y ritmos

Alternar las acciones tácticas y con ritmos variados, aplicando una mayor o menor velocidad en las acciones en los momentos oportunos, obligan a los jugadores a pensar, observar y decidir de manera adecuada apareciendo en consecuencia cada vez más equipos inteligentes y creativos frente a un juego mecánico y vulgar. He aquí la vía imprescindible para el progreso de este deporte a favor del espectáculo. La concepción del juego de ataque, en su máxima expresión, debe cumplir y apoyarse en estos principios (desarrollados de manera PERMANENTE) lo que exigirá una circulación del balón rápida y por todos los espacios del terreno; los jugadores, con los diferentes grados de especialización a los que obliga cada puesto específico, deben igualmente ser útiles y eficaces en cualquier posición, adaptándose al tiempo a las conductas defensivas para superarlas en base a la variedad  y la alternancia del ritmo citados. Hasta aquí se refleja lo que podría definirse como las bases y principios teóricos del juego de Ataque; la práctica obliga a dirigir y conducir las ideas en torno a las realidades del juego. Ordenar las conductas individuales y colectivas pasa a ser objetivo prioritario  y es en este punto cuando toma cuerpo y significado el concepto de los Sistemas de Juego.

Apúntate a nuestro Boletín

Estarás informado al momento de las noticas más interesantes del Futsal por los mejores profesionales de FutsalCoach.

¡Apuntado! Ahora ves a tu correo y confirma la solicitud, no olvides mirar también tu carpeta de spam.

Este sitio web utiliza cookies de Analytics, si continúa navegando acepta su uso. Acepto